961 198 630 | info@netllar.es

Nethits Netllar Nethits Netllar Nethits Netllar

La compra de un nuevo móvil es en muchas ocasiones un quebradero de cabeza para el usuario, y ante la decisión, rondan en la cabeza mil preguntas e interrogantes sobre qué modelo elegir: ¿Debería tener un IPhone? ¿O mejor un teléfono con tecnología android? ¿El más caro es el más adecuado para mí? ¿O mejor uno con pocas funcionalidades?

movil

Para empezar, una buena forma de comparar terminales es fijarse en la ficha técnica del smartphone. Todas las compañías ofrecen las características que nos permiten conocer todas las especificaciones técnicas. No obstante, lo mejor que podemos hacer es utilizar alguna herramienta que ya nos ofrezca la información de todos los teléfonos que hay en el mercado unificada. De esta manera, no tendremos que ir buscando cada ficha técnica, sino que podremos ir directamente eligiendo el móvil que queramos. Y además, muchas de estas herramientas incluyen un comparador, que nos permite ver los diferentes terminales. En el mismo grupo que Android Ayuda se encuentra Móvil Zona, y cuentan con un comparador muy completo donde tienen todos los detalles técnicos de los que vamos a hablar a continuación. Es más que suficiente para elegir bien un smartphone.

A continuación, os dejamos una serie de consejos que os ayudarán a contar con el mejor Smartphone para vuestras necesidades:

  1. ¿Cuál es el uso que me vamos a dar? Para obvio pero muchas veces no lo es tanto. En ocasiones, compramos el teléfono no tanto por el uso que le vamos a dar sino por lo que hemos visto que nos ha llamado la atención: el diseño, lo que los demás hacen, lo que está de moda…en definitiva, debemos ser conscientes de qué queremos hacer con el teléfono. Si su uso como Smartphone solo será para le whatsapp, por ejemplo, el modelo debe ser más sencillo, y por tanto, más económico.
  2. La marca no es tan importante: En el momento actual, la mayoría de smartphones en el mercado reúnen las características básicas para que su uso sea sencillo, intuitivo, y satisfactorio. No siempre necesitamos un IPhone, aunque en ocasiones, es el teléfono más adecuado por el uso que le vamos a dar. Dejemos la marca a un lado y veamos el resto de características que tiene el terminal. Apple, HTC, Samsung, Sony, LG… son muchas las marcas que fabrican smartphones y que además los venden como el modelo de última tecnología. No debemos creernos nada de lo que nos digan por medio de eslóganes o frases hechas, pues eso es solo marketing. Todas estas compañías fabrican terminales de alta calidad, e incluso algunos que no son tan buenos. Lo más probable es que después de investigar optemos por comprar un smartphone de estas principales compañías, pero vamos a ver cómo saber que nos va a dar lo que esperamos.
  3. La cámara no es lo fundamental. Datos de una encuesta entre usuarios dieron a conocer que una gran cantidad de los usuarios elige un smartphone en función de la cámara que este tiene. No hay mayor error que ese. Las compañías conocen el mercado al detalle y lo que buscan los usuarios, y crean modelos con cámaras muy potentes que no siempre cuentan con las prestaciones como teléfono que tocaría. Si estos se guían por la cámara, pondrán cámaras de mayor calidad en móviles de gama básica para que parezcan mejores. Además, debemos recordar que no es una de las funcionalidades más destacadas en el funcionamiento final de un terminal.
  4. Conocer qué procesador utiliza. Lo primero en lo que uno debe fijarse a la hora de elegir un terminal es el procesador con el que cuenta. Es el motor del terminal, y todo depende de él. Determina la velocidad y lo rápido que será a la hora de ejecutar procesos, así como la capacidad que tendrá para utilizar videojuegos de alto nivel. Aunque, eso sí, hay muchos otros aspectos que influyen y que habrá que tener en cuenta, de los que hablaremos después. Una pista importante sobre el procesador es que si la ficha técnica no dice nada sobre él, lo normal es que sea malo. Actualmente, el procesador debe ser, como mínimo, de doble núcleo. Y eso solo como mínimo. Lo más probable es que en tan solo un año esto no sea suficiente para un smartphone de gama media, por lo que habrá que optar por algo de mejor calidad. Un procesador mononúcleo a 800 MHz no es un buen procesador, y solo conseguiremos un móvil lento si optamos por esto. La arquitectura del procesador también es esencial. Esto define cómo está construido el chip. Con arquitecturas más modernas, obtendremos mejores procesadores. Si queremos curarnos en salud, lo mejor que podemos hacer es buscar un procesador de cuatro núcleos. La marca del procesador también influye. No es lo mismo hablar de un doble núcleo de MediaTek que de Qualcomm. Esta última compañía, así como Nvidia e Intel, son buenas apuestas.
  1. La capacidad de la memoria RAM… Esta aspecto tampoco suele aparecer en la ficha técnica de los Smartphone. Es un aspecto muy importante porque la memoria RAM es una memoria que va almacenando los datos de las aplicaciones que están activas en cada momento. Cuanto mayor es esa memoria, más datos se pueden almacenar y más aplicaciones pueden estar funcionando a la vez. El smartphone siempre tiene procesos en ejecución, que no se pueden detener de ninguna manera. Una memoria RAM de alto nivel es lo que permite que el smartphone no se ralentice, incluso en las situaciones de mayor requerimiento. La memoria RAM debe ser. Como mínimo, de 2 GB.
  2. …y la de la memoria interna. Tambien conocida como memoria ROM. Se puede ampliar por medio de una tarjeta microSD, pero no es tan sencillo. Incluso aquellas aplicaciones que podemos instalar en la tarjeta microSD instalan datos en la memoria principal del teléfono, ocupando espacio. Cuanto más espacio tengamos ocupado, más lento irá el móvil. Así, contar con una memoria interna de alta capacidad es algo esencial si queremos que el smartphone vaya de manera correcta. Si somos de los que no instalamos casi aplicaciones ni nada más, 8 GB podrían ser suficientes. Ojo con los smartphones con memoria de 4 GB. Es muy poca capacidad, y nos servirá para tener tan solo unas pocas aplicaciones. Lo mejor es partir de un mínimo de 8 GB, e incluso tratar de subir si es posible.
  3. Facilidad de uso. Aquí valoramos la interfaz que usa el Smartphone y lo sencilla e intuitiva que sea. interfaz es el menú, la sección de ajustes, la de notificaciones, así como la forma de gestionar todos estos elementos y el diseño que tienen. Normalmente, este dato no aparece en las comparativas ni en las fichas técnicas. Sin embargo, no hay pérdida, pues solo debemos tener claro algunas cosas. Si los Nexus funcionan tan bien es porque la interfaz es muy sencilla, y no supone una carga para el sistema. No obstante, las interfaces más pesadas son las de Samsung y Sony.
  4. Experiencia de otros usuarios. Es importante conocer y encontrar a gente que haya usado terminales similares y nos pueda aconsejar sobre su uso y funcionamiento
  5. El precio. Es esencial comparar cada terminal en función de su coste. Muchas veces será mucho más rentable ahorrar un poco más y comprar el móvil bueno, pues durará muchos años, y en algunos casos, te aburrirás tú mucho antes de que este sea inútil. Ahorrarse 80 euros puede derivar en que en algunos meses ya tengas un móvil que va lento, que no funciona bien, y que tengas que acabar comprando otro en menos tiempo.
  6. La batería. Debe ser de alta capacidad. Y si no lo es, debemos estar seguros de que el smartphone lleva un sistema de ahorro de batería considerable. Una batería con una capacidad más o menos considerable en una gama alta sería de entre 2.500 y 3.000 mAh. Con smartphones de gama media sería algo inferior, pero nunca debería estar por debajo de los 1.600 mAh. S10iempre tendremos que optar por el que tiene una pantalla de menor tamaño y resolución, pues ese gasta menos batería y, por tanto, tiene mayor autonomía.

 

Acerca del Autor

prensa

Comentarios (0)

Nuevo Comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>