La computación en la nube, conocido también como servicios en la nube, informática en la nube o nube de cómputo, permite ofrecer servicios de computación a través de Internet.
En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles “en la nube de Internet” sin que por ello necesiten tener los conocimientos necesarios en la gestión de los recursos e infraestructura que usan.
La computación en la nube son servidores en Internet encargados de proveer uno o varios servicios y atender las peticiones de los clientes en cualquier momento y de forma ininterrumpida. Se puede tener acceso a su información o servicio mediante una conexión a internet desde cualquier lugar del mundo. Ofrecen servicio a sus usuarios desde varios proveedores de alojamiento repartidos por todo el mundo. Esta medida reduce los costos, garantiza un mejor tiempo de actividad y reduce la vulnerabilidad ante ataques.
La computación en la nube es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología, que permite incluso al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder con ellos a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado.
El cambio que ofrece la computación en la nube es que permite aumentar el número de servicios basados en la red sin que ello repercuta en un mayor desembolso económico e incluso suponiendo un ahorro sustancial respecto a métodos tradicionales. Esto genera beneficios tanto para los proveedores, que pueden ofrecer de forma más rápida y eficiente un mayor número de servicios, como para los usuarios que tienen la posibilidad de acceder a ellos, disfrutando de la ‘transparencia’ e inmediatez del sistema y de un modelo de pago por consumo.
Así mismo, el consumidor ahorra los costes salariales o los costes en inversión económica (hardware, software, gastos en personal, etc.).
La computación en la nube consigue aportar estas ventajas, apoyándose sobre una infraestructura tecnológica dinámica que se caracteriza, entre otros factores, por un alto grado de automatización, una rápida movilización de los recursos, una elevada capacidad de adaptación para atender a una demanda variable, así como virtualización avanzada y un precio flexible en función del consumo realizado, evitando además el uso fraudulento del software y la piratería.

privatecloud

Public CLOUD

Nube mantenida y gestionada por terceras personas no vinculadas con la organización. En este tipo de nubes tanto los datos como los procesos de varios clientes coexisten en los servidores, sistemas de almacenamiento y otras infraestructuras de la nube. Los usuarios finales de la nube no conocen qué trabajos de otros clientes pueden estar corriendo en el mismo servidor, red, sistemas de almacenamiento, etc. Aplicaciones, almacenamiento y otros recursos están disponibles al público a través del proveedor de servicios, que es propietario de toda la infraestructura en sus centros de datos. El acceso a los servicios se ofrece de forma remota a través de Internet.

 

Private CLOUD

Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que necesitan la más alta protección de los datos y/o las más altas prestaciones de cómputo. Las nubes privadas están en una infraestructura bajo demanda, gestionada para un solo cliente que controla qué aplicaciones deben ejecutarse y dónde.
El cliente es propietario o puede alquilar la infraestructura física (servidores, redes, almacenamiento, incluso conectividad) sin embargo, la infraestructura es hospedada y gestionada en un centro de datos de un tercero que, a su vez, le proporciona personal cualificado para el mantenimiento de la infraestructura, servicios avanzados de interconexión, suministro eléctrico garantizado, climatización controlada, sistemas de extinción de incendios automáticos, etc. En una Nube Privada el cliente tiene como principal ventaja la privacidad de la información de su corporación y el acceso unificado a los datos de sus usuarios.